Categorías
Uncategorized

¿Cómo elegir la silla de oficina más adecuada?

Para la mayoría de personas, la situación actual los obligó a adecuar espacios ideales para el trabajo en casa. Y, seguramente, pocos se habían dado cuenta de la importancia de una silla de oficina, hasta que tuvieron que trabajar con sillas del comedor o sobre la cama. Además del dolor de espalda o de piernas, la incomodidad general es el principal motivo de cambios.

Los muebles están diseñados con un propósito especial. Por ese motivo sencillo, un sofá no siempre será el más adecuado para comer o un comedor no se puede adaptar totalmente como escritorio. Lo mismo pasa con los asientos, ya que según su uso se elaboran con los materiales y características más adecuados. En el caso de una oficina, todo debe cumplir con varias normas para no perjudicar la salud del trabajador.

silla de oficina

Así puedes reconocer una buena silla de oficina

Antes de elegir esta herramienta, se deben tener en cuenta varios factores: calidad, ergonomía y tamaño de la silla. De esta manera, se evitarán al máximo las lesiones lumbares y el precio pagado valdrá la pena. Lo ideal es que se piense en esto como una inversión y que este asiento te dure por varios años.

  • Elige una silla con postura graduable: aunque permanecer con la espalda recta es ideal, lo cierto es que no sucede así. Con el paso de las horas, nuestra postura cambia por otra ‘aparentemente’ más cómoda. Cuando se trata de estas herramientas para trabajo, el espaldar permite graduar la posición, sin sacrificar la comodidad. El asiento también debe ser graduable, bajo ningún motivo los pies deben quedar en el aire sino siempre sobre el piso o un soporte especial.
  • Prefiere una silla con apoyabrazos: de acuerdo con expertos, durante el trabajo de oficina los brazos deben estar a 90°, respecto al cuerpo. Cuando se elevan al escritorio o se mantienen muy bajas, se corre el riesgo de padecer el síndrome del túnel carpiano o sufrir daños en las articulaciones. Además, son un excelente elemento que ayuda a distribuir el peso corporal y previene caídas o torcedura cuando debamos levantarnos de allí.
  • Intenta que tenga un tapizado: las sillas de oficina dejaron de ser un accesorio más. En la actualidad, se elaboran con materiales transpirables, que no se dañen con el paso del tiempo y que no se deformen con el uso continuo. Los tapizados vienen en diferentes colores y telas para que estas sillas no pasen desapercibidas.

Con estas recomendaciones, hallar la silla de oficina no será difícil. Lo más importante es tener en cuenta es que mantener la postura es fundamental, pues de lo contrario somos más propensos a lesiones en la columna, el cuello y las articulaciones.

Tampoco se debe olvidar que en el mercado existe una gran variedad de estos objetos, así que es mejor revisar sus especificaciones en profundidad. En momentos en los que las ventas presenciales se han detenido, puedes consultar nuestro catálogo de sillas haciendo clic aquí.